Visita de nuestros voluntarios y
algunos peludos a la Residencia Alábega, en la que se puede comprobar la conexión entre los eslabones más necesitados de nuestra sociedad.
Sus caras de sorpresa, sus sonrisas y su cálido recibimiento nos hizo pasar una magnífica tarde.
Gracias por darnos esta oportunidad!

empresas y entidades colaboradoras